Incesto forzado por culpa de la guarra de su nieta adolescente

0 views
0%

Esta nieta no paró de provocar a su abuelo hasta que consiguió provocar un incesto forzado ya que el abuelo no quería, pero ella era demasiado guarra y su abuelito, a sus 60 años, seguía estando en muy buena forma física. Vamos, que sexualmente le atraía muchísimo a la muy putita.

El abuelo no se arrepiente de nada, porque según nos cuenta, para que se la hubiese follado otro, pues se la folla él mismo y así, todo queda en familia. Buena idea ¿no creen?